HOY LES COMPARTO UN CUENTO

Mariposas negras 

No me gusta agosto porque es el mes de las grandes mariposas negras que entran al apartamento como pájaros perdidos, posándose en paredes, muebles y rincones; allí esperan inmóviles, pacientes, resignadas durante días, su muerte inevitable.

Dicen que traen mala suerte, que anuncian visitas odiosas o presagian desgracias. No creo en eso, a mí simplemente me perturba su presencia oscura y silenciosa o su aleteo áspero y seco.

Ayer llegó la carta junto al ramo de lirios. La dejé en la mesita de la entrada, reclinada sobre el búcaro de cristal en donde coloqué las flores. Reconocí en el sobre tu letra redonda con trazos infantiles, pero no estaba preparada para abrirlo. No ayer, que llovió toda la tarde y que ni siquiera pude ver el mar desde mi terraza.

Hoy amaneció soleado, con bandadas de pelícanos cruzando la bahía. Por eso fui en su búsqueda. Me senté en el silloncito de mimbre entre las plantas y la sostuve largo rato, temblando, entre mis manos. Luego despacio, la fui abriendo hasta desdoblar por completo la hoja blanca impregnada de tu perfume. Tu súplica de perdón logró disipar una vez más las marcas de terror grabadas en mi alma y los moretones azules de mis mejillas.

Cuando el sol bajó, no prendí ninguna luz. Hace tiempo que el papel resbaló de mis manos y estoy aquí en la penumbra, como una mariposa negra de agosto, esperando paciente y resignada mi propia muerte.

María Laura De Piano 

 

Mi  cuento Mariposas negras forma parte de la antología                                        ¡Basta! 100 Mujeres contra la violencia de género . Panamá  (Modus Ludicus  ,2017 ) . Las autoras de esta compilación proponen individualmente desde el microrrelato, la minificción y la poesía, atisbos de los golpes y las muchas muertes reales o simbólicas que sufrimos todas en alguna medida, en un despliegue de mujeres rotas, mártires, solas, brujas, diosas, niñas, madres, viejas, blancas, negras, putas, santas, para ensamblar un mosaico del dolor y de la fuerza que a su vez encierra la mujer.

 

ESCRITOR INVITADO

HOY EL  ESCRITOR HÉCTOR AQUILES GONZÁLEZ NOS REGALA UN POEMA.   GRACIAS,  HÉCTOR  ¡ FELIZ 2018 !

Imagen : Dora Buil

Deja
que el diluvio pase
que la tierra se lo beba
que el sol descanse en su cenit.

Como Noé, en un arca
de ilusiones
de esperanzas
navegaremos por aguas mansas
hasta que un pedazo de tierra
nos atrape.

Que revivan estas almas
como nació otro mundo
cuando las aguas
bajaron su nivel. 

Héctor Aquiles González

PENSAMIENTO DE HOY

 

No hay nada más triste en este mundo que despertarse en  la mañana de Navidad y no ser un niño.                            Erma Bombeck                           

 

 

 

 

REPORTAJE EN EL PERIÓDICO LA ESTRELLA DE PANAMÁ

 

Muchas cosas cambian con el paso del tiempo. Son muy pocas las que permanecen iguales. Tal es el caso del intenso púrpura de las buganvillas, perenne a lo largo de los siglos en los que se lleva a cabo la historia de El color de las buganvillas , novela de María Laura De Piano, ganadora del Premio Sagitario Ediciones de Novela Corta que se presentará el día de mañana. La visita de una mujer a la que fuera la casa de su abuela da inicio a una historia que tiene sus inicios en el siglo XV, con la llegada de los españoles a América.

Para leer reportaje ir a http://laestrella.com.pa/estilo/cultura/cuento-volvio-novela/24036735