Escritora invitada : Olga de Obaldía

HOY LES COMPARTO UN  MINICUENTO   DE LA ESCRITORA PANAMEÑA OLGA DE OBALDÍA 

Virtud cero

Si el universo fuera justo, se encenderían piras honorificas y se escribirían poemas épicos sobre nuestra valentía. Nosotras, las que estamos dispuestas a ver nuestras vidas achicarse de a poquito en la sinrazón del silencio, solo interrumpido por la cacofonía de la televisión. Nosotras, las que nos quedamos por deber, las que anteponemos el bien común y decimos cosas como lo que sea mejor para los niños. No importa que en el espacio interior, donde reside lo eterno, la insatisfacción del desamor nos haga sentirnos aisladas de la humanidad. No importa porque nosotras, las buenas, somos ejemplo de virtudes para las demás, somos el estándar, las Penélopes, las Marías, las piedras angulares del hogar que la relatividad no carcome. Somos las cuatro virtudes cardinales: prudencia, justicia, templanza y fortaleza. Sí Platón, Aristóteles y San Agustín se lo hubieran pensado bien (y si no hubiesen sido hombres), habrían añadido una ‘‘virtud cero ” como precondición para ejercer las otras : negarnos a nosotras mismas.

 

  • Olga de Obaldía – Abogada, escritora y traductora panameña. Egresada del Diplomado en Creación Literaria de la UTP. En el 2015 obtuvo el primer lugar en el Premio Diplomado en Creación Literaria con su libro de cuentos Almas urbanas. En el 2016 ganó con su obra Cuentos elementales (o desafueros del aire, la tierra, el agua y el fuego) el Premio Nacional de Cuento José María Sánchez. Su microrrelato Virtud cero forma parte del libro ¡Basta! 100 mujeres contra la violencia de género. Panamá.