Escritor invitado : Arturo Arango

 

Una ciudad dominada por el mar y  aún nadie ha comprendido ese color, su intensidad de gema, sus veleidades. Amo el mar: vasto y llano, igual y frío, como los ojos de la Marquesa. Una isla, un punto mínimo empeñado en resistir la infinitud azul que lo circunda. He ahí la tragicidad de nuestro destino.

 

Fragmento tomado del cuento La Habana elegante del escritor cubano  Arturo Arango.

 

Deja un comentario / Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.